Mikel Rodríguez

Mikel Rodríguez

Mikel Rodríguez

En medio siglo de vivencias, he danzado con la bruma de Asturias, forjado historias en Euskadi, Galiza y las costas británicas, desempeñando roles que varían como los colores de un crepúsculo; desde camarero a carpintero, de modelo a maestro. Hoy, inmerso en los murmullos del bosque que habito desde hace doce años, busco en el arte terapia gestáltica la amalgama de mis experiencias. El dibujo, para mí, es más que trazos sobre papel; es un idioma íntimo, un abismo donde habita lo indecible, una vía para explorar las profundidades de lo que solo puede sentirse y concebirse en la danza silenciosa del lápiz.